jueves, 14 de abril de 2011

El presente

                                                      55x65 cm óleo sobre lienzo

El macho, en actitud sumisa, entrega un abejorro a la hembra. Esta, erguida, seguramente recogerá el regalo y el macho volara a por otro. Con esta actitud no pretende otra cosa que demostrar que es un buen padre y que puede sacar a delante a sus futuras crías.
En todas las especies pasa mismo. Algún presente se ha de dar a la pareja para que esta acceda a unirse con uno. Siempre digo que los humanos no somos diferentes al resto de los animales, solo que hemos evolucionado más que otras especies, y en vez de regalarle a nuestra pareja unas chuletas o una lechuga, les regalamos flores, anillos, colgantes, etc... Y poco a poco la pareja va tomando interés por uno. No quiero que se me tachen de machista, no estoy diciendo que la mujer es un ser a la que hay que engatusar, no, me refiero a la conducta estrictamente animal. Si nos fijamos en nuestras relaciones y las comparamos con otros comportamientos animales vemos, en la mayoría de los casos, una similitud en cuanto a la conducta. Cuando se nos eriza el pelo  ante una situación peligrosa no es otra cosa que una conducta animal o cuando nos cagamos de miedo no es otra cosa que una conducta animal. No podemos libramos de nuestro pasado, al fin y al cabo no hace mucho tiempo estábamos  viviendo en una caverna tapándonos con un simple taparrabos.

2 comentarios:

  1. Hola Pablo, decirte que me ha impresionado la calidad de tus pinturas, en las que consigues reflejar la belleza de la naturaleza. Espero que podamos seguir disfutando de tu arte a medida que vayas colgando tus obras.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Los abejarucos están realmente VIVOS en el doble sentido del término.....desprenden vida, paracen posar para que los dibujes, al tiempo que vivos son sus tonalidades fielmente reflejadas por Pablo.
    Sencillamente fantástico, genial.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...