domingo, 29 de mayo de 2011

Liebres


La liebre ibérica (Lepus granatiensis) es una subespecie endémica de la península ibérica de la liebre europea. Es algo menor que la europea y es en su capa donde encontramos el rasgo más característico para diferenciarla, pues el color del vientre es de un blanco más sucio en la ibérica extendiéndose por las patas posteriores y anteriores, formando una banda muy diferenciada.
Otra característica curiosa de las liebres es su capacidad de guardar el esperma del macho, de modo que puede quedarse preñada de un mismo macho en dos camadas distintas con una sola fecundación. Y si el embarazo se malograra, el embrión no sería abortado, sino que se reabsorbería.
Las hembras paren normalmente dos crías al aire libre, pues no hacen madrigueras, y a las que mantendrán juntas durante los tres o cuatro primeros días, luego las separaran y mantendrá escondidas en lugares distintos yendo a amantarlas por turnos, de esta manera si apareciera un depredador no perdería la camada entera.
La liebre es un atleta y como tal su cuerpo está preparado para ello. Cuando en el campo ves una liebre acosada por una collera de galgos es algo increíble. Como estas dos especies están preparadas para competir, aunque son los galgos los que tienen la mayor ventaja, hay muchas liebres que se escapan de ellos, si no encuentran su perdedero tapado por los galgueros que no respetan  las reglas del juego. 
                                           



                                                                                                Pablo Reina

viernes, 20 de mayo de 2011

Mares de hierba





                                            35x23 cm Oleo sobre lienzo

                                                                               
     Los trigales, aun verdosos, se mecen, como si de un mar de hierba se tratara, al ritmo que marca el viento. La luz cálida del atardecer proyecta la sombra de los eucaliptos sobre el trigo, algunas notas de color salpican la monótona paleta del trigal. Pronto el astro rey caerá implacable sobre los campos y ese mar se secara, dando paso a un triste rastrojo donde todo quedara de nuevo a la vista.

sábado, 14 de mayo de 2011

La ardilla

                                                       Lapiz sobre papel 24x30 cm





Voy a subir una serie de dibujos a lápiz sobre papel que realice hace tiempo. Este primero es el de una ardilla, animal que no hay en mi tierra pero que siempre me ha gustado observar por lo vivaracho que es. Se dice que antiguamente una ardilla podía recorrer la península de norte a sur sin bajar de los árboles. Tendría que ser preciosa la península ibérica en esa época. Con los grandes bosques de robles y hayedos en el norte; los altos abetos y los pino negros en los pirineos dando paso a las grandes extensiones de encinas, alcornoques y quejigo en el centro, para más tarde llegar al sur donde los algarrobos, palmitos y pinos carrascos mojan sus raíces hasta en el mismísimo mediterráneo. 
Y todo esto lo estamos convirtiendo en un desierto. Cada verano se producen más incendios dando lugar a un paisaje desolador. Cuando uno contempla un bosque arrasado por las llamas siente un vacío tremendo, sabe que en su corta vida no podrá ver otra vez a los grandes árboles, a encinas centenarias ni a los hermosos pinos carrascos dando cobijo al águila culebrera  o a un simple trepador azul. Actualmente, si una ardilla decidiera cruzar la península le traería mas cuenta sacarse un billete de AVE que hacerlo por su cuenta y riesgo.

jueves, 5 de mayo de 2011

Chorlitejo chico (Charadrius dubius)

                                           Acuarela sobre papel 24x30 cm
 
 Este pequeño individuo poso para mi amigo Miguel  Pérez y para mí en una pequeña charca que hay enfrente de la laguna de Consuegra en la zona entre La Lantejuela y Osuna. Allí tomamos varias fotos y luego realice esta acuarela sobre papel Fontaine de 300 g/m2.


                                                                   

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...